Controlar el estrés para controlar la enfermedad. Éste es el punto de partida del ensayo clínico que han puesto en marcha de forma conjunta investigadores de la Universidad CEU-Cardenal Herrera, de la Universitat de València y del hospital de Sagunt con pacientes afectados por la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa. El ensayo clínico, para el que el centro saguntino ya ha seleccionado a un grupo de pacientes adscritos a la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (EII), se centra en utilizar técnicas de mindfulness para rebajar los niveles de estrés crónico y, consecuentemente, ayudar a mantener bajo control estas enfermedades.

Close up of woman having stomach pain

Los especialistas tienen claro que el estrés es una variable que incide directamente en la activación de este tipo de enfermedades. «Existe una relación clara entre el estrés y la existencia de brotes de la EII o un mal control de la misma, de tal forma que el propio paciente percibe las situaciones de estrés como activadores de su enfermedad. Por tanto, en el tratamiento de personas con EII es muy importante atender al factor del estrés», explica el profesor de la Facultad de Ciencias de la Salud de la CEU-UCH, Juan Francisco Lisón.

Precisamente, el hospital de Sagunto ha incluido en el estudio a pacientes con estas patologías que ahora se encuentren bien pero que han tenido «al menos un brote en el último año, y que se entienda por lo tanto que la enfermedad está en riesgo de despertar», asegura el doctor Xavier Cortés, investigador del centro saguntino.

Estas enfermedades suelen cursar, precisamente, con «brotes» o periodos con actividad inflamatoria que agudizan los síntomas de un trastorno altamente invalidante. Tanto la colitis ulcerosa como la enfermedad de Crohn causan diarreas e incontinencia fecal, dolores abdominales e implican ingresos hospitalarios, intervenciones quirúrgicas y tratamientos crónicos.
Según explicaron ayer fuentes de la universidad Cardenal Herrera-CEU, los participantes recibirán «cuatro sesiones presenciales grupales en el hospital» dirigidas por un terapeuta especializado en «mindfulness». Se trata de un concepto psicológico, basado en la «conciencia plena» de la meditación budista que busca que la personas tomen conciencia del momento presente, del aquí y ahora. Estas sesiones presenciales se complementarán con «sesiones on-line de apoyo desde sus hogares». Esto será posible gracias a una aplicación para móviles (APP) desarrollada por la Universitat de València de forma específica para facilitar «a los pacientes un acceso fácil a la terapia en cualquier momento y desde donde se desee».

«Pensamos que el entrenamiento de mindfulness puede reducir el grado de estrés crónico y no sólo mejorar las puntuaciones de ansiedad y depresión, sino también contribuir a disminuir la síntesis de citoquinas pro-inflamatorias y, con ella, la reducción de brotes de actividad de la enfermedad» dado que este tipo de tratamiento psicológico «ha demostrado ser efectivo para la reducción del estrés en pacientes con enfermedades crónicas limitantes», según José Miguel Soria, subdirector del Instituto de Ciencias Biomédicas del CEU.

De hecho, si el ensayo clínico tiene buenos enfermedad-crohnresultados, desde el hospital de Sagunt consideran que estas técnicas y la APP desarrollada por la UV pueden ayudar a pacientes que sufren estrés crónico como enfermos de fibromialgia, diabetes o fatiga crónica.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies