El embarazo afecta profundamente al cuerpo de la mujer. El ritmo cardíaco, la presión arterial así como el funcionamiento del sistema nervioso autónomo sufre importantes cambios a lo largo de este proceso durante el cual muchas mujeres experimentan diversos grados de angustia emocional.  Algunos de estos cambios tienen el riesgo de perjudicar la salud de la madre a largo plazo así como el desarrollo social y emocional del bebe.

Braeken et al. realizaron un estudio longitudinal donde investigaron la relación entre los niveles de Atención Plena y los diferentes niveles de actividad cardiovascular y autonómica en mujeres embarazadas así como su relación con el desarrollo emocional y social de los recién nacidos.

El estudio indica que las mujeres conscientes parecen tener menor disminución de la actividad parasimpática durante el curso de su embarazo, que podría ser un importante hallazgo para la prevención de problemas como la hipertensión gestacional y la preclampsia. También señala que las mujeres conscientes experimentan menor angustia emocional, lo que podría ser un descubrimiento significativo en la prevención de la depresión posparto.

Por último, refleja que los recién nacidos de madres conscientes o Mindful, presentan un nivel de funcionamiento adaptativo mayor, lo que podría ser consecuencia de embarazos más tranquilos, o tal vez de un estilo parental más consciente. Resulta necesaria más investigación y nuevos estudios para confirmar estas últimas conclusiones.

Descargate el PDF y lee el artículo completo

mrm_v7n12_dec

Abrir chat